"Churqui" Choque Vilca



 
Germán Walter "Churqui" Choque Vilca Poeta jujeño nacido el 9 de abril de 1940, en Tilcara, su amada “Muchacha azul, su “Princesa Americana”. Desde Niño mostró inclinación por las artes, siendo la música y el teatro las que lo vieron brillar en su niñez. Se inició en la poesía con el seudónimo de “Juan Manuel del Surco”, publicando en diarios y revistas de Jujuy.



Egresó de la escuela Normal “Juan Ignacio Gorriti”, con el título de Maestro Normal Nacional, ejerciendo en escuelas rurales como la de Las Escaleras, Alto Calilegua entre otras. En 1984 publicó su libro Los pasos del viento, bajo el auspicio de la Dirección Provincial de Cultura de Jujuy, grabando además un casete del sello “El Huáncar”, con la dirección de José María Mercado, titulado “Tilcara, Germán Walter Choque Vilca dice sus poemas”. En el teatro General San Martín y la Universidad de Belgrano vibraron sus versos y su voz profunda y grave.
Predijo su partida hacia “La patria de sin límites”, hacia “Paisaje total del universo” en uno de sus versos al decir “ya no tendré verano”, dejándonos el 21 de diciembre de 1987. Su genio poético perdurará en el recuerdo de quienes al leer sus versos comprendan la profundidad de los mismos.

Primera lluvia de Octubre






Rompió su verde corazón octubre

En vellones oscuros de tormenta.

Tenía mujeres de horizontes verdes

La escondida matriz de la arboleda.


Una ilusión de pájaros tardíos
Columpió las torcidas madreselvas.
Negros silencios colgaban de las sombras
Como oscuros pendientes de culebras.
El trueno fue una larga dentellada;
El relámpago, los músculos del hombre,
Y las manos del hombre una plegaria
En la tarde mural de las almendras.
Tenían los ojos honduras de mollares
Y los pechos recintos de colmenas.
Parecían luciérnagas las rosas
Y eran negros pañuelos las goteras.


Muchacha de Tilcara


Sobre el limpio remanso de tus ojos

la noche es un sepulcro de retamas

y en el Índigo vuelo de la sombra


tu juventud palpita, encadenada.



Yo te he visto llorar cuando la lluvia

colgó en tus ojos dos lágrimas de plata

y te he visto reír cuando diciembre


cascabeleó su aliento por tu espalda.



Y desde el turbio abismo de mis días

muchas veces yo he visto tu mirada

beber la tentación del infinito


en el cáliz azul de la distancia.



O tal vez una flor recién abierta

morir entre tus manos apretada

y llorar angustiada por su muerte,


por esa adolescencia destrozada.



No te apures a desflorar las rosas;

espera, junto a ellas, la mañana,

que ya vendrán dos príncipes azules


a buscar una flor... y una muchacha.


Después… Será verano.

Este otoño me está mordiendo el alma

demasiado temprano.

Las hojas de mi sueño van cayendo


¡Ya no tendré verano!



Me quedaré solo con mis cosas,

¡tan solo con un árbol!

Con el silencio azul de mis mañanas,


¡con mis sueños de pájaro!



No buscaré, ni sombra, ni refugio

no necesito amparo,

quiero hundirme


en las noches que me falta,
con tu nombre en mis labios,
te llamaré por siempre,
en este tiempo
en otoños dorados.



Cuando el viento te nombre,

en las acequias

y en el álamo alto,


cuando mirando el sol
de cada tarde,
te llame aquí a mi lado,
para juntar tu nombre con el cielo,
con las rosas de mayo.



Este otoño me sube por la venas

con un sudario amargo,

como un frio puñal


¿quien lo diría?
que clavaron tus manos.



El día que te vayas, no me avises,

por que será verano...

me habré quedado, solo en el otoño


con mis sueños de pájaro.


INTEGRANTES:

• Cachullani Anabel
• Coca Carla
• Sánchez maría pía
• Sánchez Micaela

1 comentarios:

  • oscar farfán | 16 de septiembre de 2013, 14:08

    Que alegría ver el texto que escribí en diario Pregón en el 2010 para promocionar el recital de música y poesía que hicimos en la sala Galán. Donde recité Poemas del Churqui para homenajearlo. Las felicito por por el trabajo realizado.

Publicar un comentario

Huerto - Jujuy. Con la tecnología de Blogger.